Fitosanitarios: definición, tipos y uso responsable

Picture of Inggeo
Inggeo
Los fitosanitarios, también conocidos como pesticidas agrícolas, juegan un papel crucial en la protección de cultivos contra plagas, enfermedades y malas hierbas.
Aquí exploraremos a fondo qué son, los diferentes tipos disponibles y la importancia de su uso responsable para garantizar la salud de los cultivos y la seguridad alimentaria.
Entendiendo los Fitosanitarios y su Función en la Agricultura

Entendiendo los fitosanitarios y su función en la agricultura

¿Qué son los Fitosanitarios?

Los fitosanitarios son sustancias químicas diseñadas para proteger los cultivos agrícolas al controlar y prevenir la proliferación de plagas, enfermedades y malas hierbas. Su función principal es garantizar la producción de alimentos de alta calidad y la maximización de los rendimientos.

Importancia de los fitosanitarios en la agricultura moderna

En el contexto de la agricultura moderna, los fitosanitarios desempeñan un papel crucial al ayudar a los agricultores a enfrentar desafíos como el cambio climático, la globalización de plagas y las crecientes demandas alimentarias.

Definición de Fitosanitarios. Etimología
El término «fitosanitario» se refiere a todo lo relacionado con la salud de las plantas, incluyendo la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades, plagas y otros agentes que pueden causar daño a las plantas y cultivos. La  palabra se deriva del griego «phyto» , que significa planta, y  «sanitario», que se refiere a la salud . Por lo tanto, las medidas fitosanitarias son aquellas acciones y procedimientos implementados para proteger a las plantas y a la agricultura de organismos nocivos, asegurando así la seguridad alimentaria, la protección del medio ambiente y la promoción de prácticas agrícolas sostenibles.

Tipos de fitosanitarios y sus aplicaciones específicas

fitosanitarios para uvas y vinedos

Insecticidas

Los insecticidas son un tipo de fitosanitario esencial en la gestión integrada de plagas agrícolas y de jardín. Diseñados para combatir y controlar las poblaciones de insectos que causan daños a los cultivos, estos productos químicos o biológicos actúan de diversas maneras, dependiendo de su formulación y objetivo específico.

Algunos insecticidas tienen un espectro de acción amplio, siendo efectivos contra una variedad de insectos, mientras que otros están formulados para atacar especies o familias específicas de insectos, lo que permite un enfoque más dirigido y, a menudo, más sostenible desde el punto de vista ambiental.

El desarrollo y uso de insecticidas han evolucionado significativamente a lo largo del tiempo, con una creciente conciencia de la necesidad de minimizar su impacto en el medio ambiente y en especies no objetivo, incluidos los polinizadores y otros insectos benéficos.

Esto ha llevado a la innovación en insecticidas biológicos y en prácticas de aplicación más precisas, como la utilización de sistemas de monitoreo de plagas para aplicar tratamientos solo cuando es estrictamente necesario. La selección cuidadosa de insecticidas, junto con un manejo integrado de plagas, ayuda a proteger los cultivos de manera efectiva mientras se preserva la biodiversidad y se reducen los riesgos para la salud humana y el ambiente.

Fungicidas

Los fungicidas se utilizan para combatir enfermedades fúngicas que podrían afectar a las plantas. Compuestos como el azufre y los triazoles son comunes en esta categoría.

Herbicidas

Los herbicidas representan una herramienta clave en el manejo de malezas, tanto en agricultura como en jardinería. Su función principal es inhibir el crecimiento de plantas no deseadas que compiten con los cultivos o plantas ornamentales por recursos vitales como luz, agua y nutrientes. Existen diversos tipos de herbicidas diseñados para actuar en distintas fases del ciclo de vida de las malezas, desde la pre-emergencia hasta la post-emergencia, y pueden ser selectivos, atacando específicamente a ciertas especies de malezas sin dañar los cultivos, o no selectivos, eliminando toda vegetación con la que entran en contacto.

Tipos de herbicidas y su aplicación

  • Herbicidas Pre-emergentes: Se aplican al suelo antes de que las semillas de malezas germinen.
  • Herbicidas Post-emergentes: Utilizados para controlar malezas ya establecidas y visibles.
  • Herbicidas Selectivos: Diseñados para eliminar tipos específicos de malezas, respetando los cultivos o plantas deseadas.
  • Herbicidas No selectivos: Eliminan cualquier planta con la que entran en contacto, útiles para la limpieza de áreas no cultivadas.

La elección y aplicación correcta de herbicidas requiere un entendimiento detallado de las malezas a combatir, el ciclo de cultivo y las características específicas del área a tratar. La integración de herbicidas con otras prácticas de manejo, como la rotación de cultivos, labranza y uso de cubiertas vegetales, puede mejorar significativamente el control de malezas y la sostenibilidad del sistema agrícola.

Para aprender más sobre cómo seleccionar y aplicar herbicidas de manera efectiva, ponte en contacto con nosotros. Te daremos recomendaciones de productos y consejos de expertos para mantener tus cultivos y jardines libres de malezas.

Bactericidas

Estos fitosanitarios están diseñados para prevenir y controlar enfermedades bacterianas que afectan a las plantas. Streptomycin es un bactericida utilizado comúnmente.

Uso responsable de fitosanitarios para una agricultura sostenible

cebollas con fitosanitarios

Capacitación de agricultores

Es fundamental proporcionar capacitación a los agricultores sobre el uso adecuado de fitosanitarios, incluida la dosificación correcta y las medidas de seguridad.

Para eso es necesario obtener el carnet haciendo un curso de fitosanitarios o renovando el que tenemos vigente.

Monitoreo ambiental

El monitoreo constante del entorno es esencial para evaluar el impacto de los fitosanitarios en el suelo, el agua y la biodiversidad circundante.

Alternativas sostenibles

Fomentar el desarrollo y la adopción de prácticas agrícolas sostenibles, así como alternativas biológicas a los fitosanitarios convencionales.

Este artículo busca proporcionar información integral sobre los fitosanitarios, desde su función básica hasta las prácticas responsables y las consideraciones ambientales. ¡Recuerda siempre consultar las regulaciones locales y buscar asesoramiento de expertos antes de utilizar fitosanitarios en tu cultivo!

Venta de fitosanitarios, tratamiento, control y material para su aplicación

Como expertos en el campo de los fitosanitarios, podemos proporcionarte gran parte de los servicios o productos que mencionamos a continuación.

Almacén con equipo para el tratamiento de fitosanitarios como mascarillas, mochilas o trajes EPI

En su  mayoría son de vital importancia para la aplicación de los mismo con seguridad y dentro de la gestión y el cuidado de la salud de las plantas y cultivos de forma óptima:

Mascarillas 

Las mascarillas fitosanitarias son equipos de protección individual diseñados para proteger las vías respiratorias del usuario de la inhalación de productos químicos durante la aplicación de tratamientos fitosanitarios.

Son esenciales para asegurar la seguridad y salud de los trabajadores agrícolas, minimizando el riesgo de exposición a pesticidas, herbicidas, y otros agentes químicos potencialmente dañinos.

EPIs (Equipos de Protección Individual) 

Los EPIs fitosanitarios comprenden un conjunto de equipos diseñados para proteger al usuario contra los riesgos que pueden amenazar su salud o seguridad en el trabajo con productos fitosanitarios.

Incluyen, además de las mascarillas, guantes, gafas de protección, trajes impermeables, y botas. Su uso es crucial para prevenir la exposición directa a sustancias tóxicas.

Controles 

Los controles fitosanitarios se refieren a las inspecciones y procedimientos implementados para prevenir la entrada y propagación de organismos nocivos en las plantas y productos vegetales.

Estos pueden realizarse en fronteras, puntos de entrada, o dentro de la propia explotación agrícola, y son esenciales para mantener la sanidad vegetal y evitar pérdidas económicas significativas.

Tratamientos 

Los tratamientos fitosanitarios son métodos aplicados para prevenir, controlar o erradicar enfermedades, plagas, o malezas que afectan a las plantas.

Pueden ser químicos, utilizando pesticidas, o biológicos, utilizando organismos que combaten a los agentes nocivos. La elección del tratamiento depende de la especificidad del problema, la sostenibilidad y el impacto ambiental.

Electroválvulas

Las electroválvulas son componentes de los equipos fitosanitarios que regulan el flujo de los productos químicos o soluciones a través de los sistemas de pulverización.

Electroválvula para riego y abono en cultivo con fitosanitarios

Permiten un control preciso de la aplicación de tratamientos, optimizando la dosificación y reduciendo el desperdicio de productos químicos.

Boquillas pulverizadoras

Las boquillas pulverizadoras son piezas clave en los equipos de aplicación de tratamientos fitosanitarios, determinando el patrón, tamaño de gota, y distribución del producto.

Su correcta selección y mantenimiento son fundamentales para asegurar una aplicación eficiente y uniforme de los productos, minimizando el impacto ambiental y maximizando la efectividad del tratamiento.

Armarios

Aunque puedan parecer innecesarios, los armarios son diseñados para el almacenamiento seguro de productos químicos y fitosanitarios.

Estos armarios están fabricados con materiales resistentes a la corrosión y cuentan con sistemas de ventilación, lo que garantiza que los productos se almacenen en condiciones seguras y de acuerdo con la normativa vigente, protegiendo así la salud de los usuarios y el medio ambiente.

Recetas

En el contexto fitosanitario, las recetas se refieren a las prescripciones o recomendaciones técnicas para la aplicación de tratamientos en cultivos específicos.

Estas recetas son elaboradas por profesionales y están basadas en diagnósticos precisos de las problemáticas sanitarias, considerando la dosis, el momento de aplicación y el tipo de producto más adecuado para cada caso, asegurando así el uso racional de fitosanitarios y la protección del cultivo.

Cada uno de estos elementos juega un papel crucial en la gestión integral de la sanidad vegetal y la protección del medio ambiente, resaltando la importancia de un enfoque profesional y responsable en el uso de productos y prácticas fitosanitarias.

¡CUÉNTANOS TU CASO!

Escríbenos si quieres obtener mayor rendimiento en tus cultivos, optimizar el riego, consumo de agua, reducir costes, medir o delimitar una parcela, proyectar una nueva nave agrícola o industrial, o, simplemente, recibir un presupuesto de un producto determinado de nuestro catálogo.